Ayuso vence a una izquierda dividida

Las elecciones madrileñas del 4-M dan la mayoría al bloque de la derecha, que alcanzaría en total los 78 escaños

El Partido Popular se hizo con la victoria de las elecciones madrileñas del 4 de mayo. Tras una jornada que puso fin a una campaña de lo más controvertida y que contó con una participación del 76%, once puntos más que en los comicios autonómicos de 2019, la candidata popular Isabel Díaz Ayuso quedó al borde de la mayoría absoluta. Sin embargo, mientras unos celebraban en Génova, Pablo Iglesias anunciaba su dimisión en el liderazgo del partido de Unidas Podemos y su abandono – temporal o indefinido – de la política.

Desde que Isabel Díaz Ayuso anunció la proclamación de elecciones el pasado 10 de marzo, el panorama político regional ha estado marcado por ataques, amenazas, división y polémica. Sin embargo, el caos no ha impedido que la candidata popular se alzara de nuevo con la victoria, en unas elecciones donde llevaba por bandera el lema de la libertad. El resultado finalmente obtenido, 65 escaños, deja al Partido Popular a tan solo 4 puntos de la mayoría absoluta y supera las expectativas que presentaban las encuestas, especialmente la del CIS de Tezanos. Además, el PP ha duplicado los resultados obtenidos en las pasadas elecciones autonómicas, donde contó con un total de 30 escaños que le otorgaron la presidencia gracias a un pacto con Ciudadanos.

De esta manera, el panorama regional apunta a una clara victoria de la derecha. El Partido Popular, junto con el apoyo de los 13 asientos de Vox, superaría con creces la mayoría absoluta. La suma de ambos alcanzaría los 78 escaños. 

Santiago Abascal y la candidata Rocío Monasterio en un acto de campaña. Imagen: Pilar Martínez.

Desde Vox han señalado que estos resultados suponen una buena noticia, no solo para Madrid, sino también para España por suponer un freno para la izquierda. “El pueblo de Madrid ha derrotado sin paliativos al frente popular”, aseguró Santiago Abascal. Además, el líder del partido señaló que la jornada supondría un anticipo a una derrota del Ejecutivo nacional de cara a unas futuras elecciones generales. 

Ciudadanos ha sido el peor parado de la noche electoral. Con apenas un 4% de los votos, el partido de Edmundo Bal se ha quedado sin representación en la Asamblea de Madrid. La líder de la formación, Inés Arrimadas, ha calificado como negativo el resultado de estas elecciones y ha asegurado que en medio de la polarización y los insultos es necesario recuperar un partido como Ciudadanos, que represente el centro democrático en España. Mientras tanto, el partido naranja prepara una reconstrucción para garantizar la continuidad de Ciudadanos. Arrimadas ha convocado una reunión del Ejecutivo nacional tras conocer los resultados, después de la cual se ha conocido que Edmundo Bal se convertirá en el número 2 del partido. Además, la líder del partido naranja ha convocado una convención política para el próximo mes de julio en vistas a abrir una nueva etapa de ideas y propuestas con las que levantarse del golpe de las elecciones madrileñas. 

La izquierda, por su parte, ha visto reducida su representación. El Partido Socialista, vencedor en las pasadas autonómicas, ha alcanzado los 24 escaños – 13 menos que en 2019 –. Los socialistas han mostrado su descontento con los resultados y han asegurado que no representan al conjunto de la población española. Además, la formación de Ángel Gabilondo ha calificado las elecciones como “innecesarias”. El futuro de Gabilondo aún es incierto.

En un contexto de caída del PSOE, Más Madrid ha sido el encargado de ocupar el espacio de la izquierda que abandonaron los votantes socialistas y les relevan como líderes de la oposición. El partido de Iñigo Errejón, con la candidata Mónica García a la cabeza, igualó al Partido Socialista en número de escaños y les superó en 4 mil votos. La candidata señaló que el crecimiento que han vivido ha consolidado un futuro verde y feminista para el pueblo madrileño. 

Pablo Iglesias abandona la política. Imagen: Tamara Lack.

En el caso de Podemos, el hecho de haber crecido en número de escaños en estas elecciones no ha sido suficiente. Todo ello ha llevado a la previsible dimisión de su líder, Pablo Iglesias y su consiguiente retirada de la política. Así lo anunció el exvicepresidente del Gobierno en su comparecencia tras conocer los resultados. Iglesias, que personificó la derrota de la izquierda madrileña, aseguró que el partido había fracasado y que los resultados suponían lo que calificó como “el éxito de la derecha Trumpista”. “Me han convertido en un chivo expiatorio y partir de ahí la inteligencia política tiene que estar por encima de cualquier consideración. No contribuyo a sumar. Dejo todos mis cargos, dejo la política de partido. Seguiré comprometido con mi país. Hasta siempre”, concluyó el candidato.

La constitución de la Asamblea de Madrid está prevista para el próximo 8 de junio. Hasta entonces, Isabel Díaz Ayuso queda a la espera de constituir gobierno con el apoyo o la abstención de VOX para lograr su tan ansiada libertad de vivir a la madrileña. 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s