Ferran Pedret: “El PSC no tiene una posición establecida con los indultos”

Publicado por

Por primera vez desde el Gobierno de Montilla (2006-2010), el PSC puede volver a ganar unas elecciones al Parlamento de Cataluña. La apuesta por el exministro de Sanidad, Salvador Illa, supone a ojos de las encuestas un golpe de efecto que puede virar el rumbo del voto del centro y de la izquierda para aglomerarlo en su figura. En las listas por el PSC, se encuentra Ferran Pedret (Barcelona, 1979), número cinco al Parlamento catalán. Admite que siente “vértigo” con estas nuevas elecciones por la responsabilidad que supone un puesto en el que uno representa a tantos cientos de miles de votantes y defiende al PSC como única alternativa real al independentismo.

Pregunta. ¿Por qué hay que votar al PSC este 14 F?

Respuesta. Para dejar atrás una década que nosotros percibimos como muy negativa para el conjunto de Cataluña. Una década de confrontación, de división profunda en nuestra sociedad, que ha sido muy estéril en la producción de cualquier resultado político. Es necesario un Gobierno que se centre, no solo en la gestión cotidiana, sino también que atienda a una serie de prioridades que creemos que hay que recuperar: la agenda social, que ha estado postergada. El crecimiento de las desigualdades hace absolutamente urgente contar con un Gobierno que fortalezca los servicios públicos, que garantice los derechos sociales y que combata las desigualdades. Ese retorno pasa por una mayoría que solo puede encabezar el PSC.

P. ¿Por qué Salvador Illa es el adecuado para este proyecto?

R. Es una persona que ha acreditado serenidad y rigor en un asunto tan complejo como es la gestión de la pandemia. Aporta un tono y un talante distinto al que ha ido enzarzándose en una madeja de reproches y de agravios. Creo que la ciudadanía y nuestros adversarios políticos así lo han comprendido. Aporta esa capacidad de movilizar energías para un cambio de ciclo en la política catalana atrayendo una alta coalición de gente alrededor del PSC.

P. ¿Cree que el año del señor Illa al frente de Sanidad puede influir en la elección entre él u otro candidato?

R. Seguramente es así, tanto para gente que esté considerando apoyarle como para gente que esté considerando no hacerlo. Ha tenido un papel protagonista al enfrentarse a la gestión de algo enormemente complejo, por lo que cada una de sus decisiones y las del Gobierno del que formaba parte en lo relativo a la pandemia han sido objeto de un intenso debate público y a veces muy polarizado. Y como con toda decisión trascendente, hay quien las ha apoyado y quienes las ha considerado malas o negativas. Lo que sí que me parece que no se le puede reprochar es que ha tratado de elevar el debate público alrededor de la gestión de la pandemia del lodazal en el que algunos pretendían que se produjera.

P. Los partidos contra los que se presenta a estas elecciones acusan a su estancia en el Ministerio desde que fue nombrado candidato un giro en la campaña electoral

R. A mí me parece que no. Tampoco conocemos que ningún otro candidato haya dimitido de sus responsabilidades para hacerse cargo de la campaña. De esos días, nadie ha podido señalar ningún aspecto de la gestión de la pandemia o alguna actuación del Ministerio que fuera en beneficio de una candidatura determinada. Incluso el punto de vista de la supuesta distracción de sus obligaciones es francamente ridículo. En esos días participó en dos actos públicos, en fin de semana y de forma telemática. A toda la gente que dice que ha sido fatal y que se han desatendido las obligaciones, les pediría que señalaran una cosa que ha dejado de funcionar, que haya dejado de estar en marcha o que no se haya negociado con las autonomías por el hecho de que haya sido candidato.

P. Las acusaciones estarían orientadas a haber tomado o dejado de tomar decisiones para beneficiar su popularidad en esta campaña, como confinamientos, medidas más restrictivas, etc.

R. ¿Pero en qué se basan para decir eso? De entrada, estamos en una fase del Gobierno en el combate contra la pandemia en la que, básicamente, las autoridades sanitarias autonómicas son las que toman ese tipo de decisiones. Si la consejera Alba Vergés consideraba que había que tomar medidas más duras, podría haberlo hecho. Si alguien pensaba que el ministro tenía que haber tomado medidas más duras y no lo hacía, se equivoca porque quienes tenían el control de esto eran las autonomías.

“Si el objetivo de ERC es la secesión, es radicalmente incompatible con nuestra visión de cómo se debe construir una sociedad catalana que forme una misma comunidad política con el resto de pueblo de España y de Europa”.

Ferrán Pedret, número 5 del PSC al Parlament

P. Muchos votantes constitucionalistas temen votar al PSC por temor a que su voto sirva para otra alternativa de Gobierno como una coalición con Esquerra Republicana

R. Si la preocupación es que el PSC forme Gobierno con fuerzas independentistas, está descartado; no solo por parte de nuestros adversarios independentistas, sino también por nuestra parte. No podemos formar un Gobierno con alguien cuyo proyecto político es radicalmente incompatible con el nuestro. Si el máximo objetivo de ERC es la secesión de Cataluña del resto de España, el nuestro, siendo construir una federación con el resto de los pueblos de España y de Europa, es radicalmente incompatible.

P. Entenderá la preocupación de estos votantes debido a la hemeroteca del partido, cuando dijeron que no pactarían con Podemos y formaron Ejecutivo junto a ellos. Además, a pesar de su negativa, acaban de reactivar la mesa de diálogo con Cataluña que solicitó ERC

R. Habrá votantes que teman eso y partidos que exciten esos temores por sus propios intereses electorales. En la segunda parte de la pregunta, dialogar con alguien, no tiene que ver con formar un Gobierno. A los parlamentos se va a parlamentar con quienes tienen ideas muy distintas a la propia. Incluso en los peores momentos de las situaciones políticas que se han vivido en Cataluña en los últimos años, hemos mantenido la interlocución con todas las fuerzas políticas y quizás hemos sido el único partido que lo ha hecho y con ello colaboramos a la cohesión social de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña. Hablar es casi un deber de quienes se dedican a la política. En cuanto a la formación de un Gobierno con Podemos, hay que preguntarle a Ciudadanos por qué se negó a un acuerdo antes de unas elecciones que se precipitaron y si ha extraído alguna lección de ellas.

P. Si el 14 de febrero Salvador Illa tiene la mayoría para convertirse en presidente de la Generalidad ¿Qué medidas tomaría para corregir el rumbo de la gestión sanitaria en Cataluña?

R. La principal es la reorganización y refuerzo de la atención primaria para que pueda cumplir mejor su función de primera línea en el combate contra la pandemia y para no desatender otras patologías, porque el centrar sus recursos en el combate contra la pandemia ha provocado que veamos cómo se han desatendido otras necesidades de la población.

P. ¿A qué acuerdos tiene preferencia el PSC en caso de que Salvador Illa no logre alcanzar mayoría para gobernar en solitario?    

R. Nuestro acuerdo preferencial sería con Catalunya en Comú Podem, que es con quien, en cuestiones de afinidad programática, es más fácil llegar a un acuerdo en las prioridades de un nuevo Gobierno de la Generalitat. Además, son con quien tenemos acuerdos de Gobierno, no solo a nivel nacional, sino en muchos municipios de Cataluña que funcionan razonablemente bien.

P. Ciudadanos ha ofrecido su apoyo en caso de que el señor Illa dé un paso al lado y conceda a Carlos Carrizosa la presidencia de la Generalidad. ¿El PSC valora esta opción?

R. Eso no es ofrecer los votos al PSC, es pedirle los votos para que Carrizosa sea president. En cualquier caso, las encuestas son solo encuestas, pero vienen acreditando una tendencia que hace pensar que pueda ser difícil que sea Carlos Carrizosa quien pueda obtener la presidencia de Cataluña. No quiero menospreciar las posibilidades de ninguna fuerza política, pero eso me parece más un deseo o una ensoñación que responder a la realidad política del momento.

Ferran Pedret, número 5 en las lista del PSC a las elecciones al Parlament este 14 de febrero. Foto: PSC.

P. Ciudadanos plantea que si esta alternativa no se da, ustedes pactarán con los independentistas

R. ¡Siempre acusan de esto! Incluso pasean un bus electoral con una imagen de Salvador Illa con la nariz de Pinocho. Es curioso que estén paseando ese autobús después de casi haber implorado en un par de debates televisivos el entrar en un Gobierno de Salvador Illa.

Nosotros no podemos ni encabezar ni formar parte de un Gobierno que tenga como objetivo la secesión de Cataluña del resto de España. Nuestro proyecto de la unidad en la pluralidad es incompatible con la secesión.

P. ¿Aceptarían negociar el apoyo de Vox para la investidura del señor Illa?

R. Nosotros no tenemos nada que hablar ni que negociar con Vox. Para empezar, son un partido que ha declarado que quiere meter en la cárcel a nuestro candidato. Es una fuerza política de extrema derecha que está propagando un discurso del odio que nosotros combatimos a todos los niveles y, por lo tanto, lo que tenemos es la voluntad de formar un Gobierno de izquierdas y alternativo al independentismo.

P. Si el 15 de febrero, una vez contados los votos y decididos los escaños, las fuerzas independentistas obtienen un 50% de los votos ¿Qué papel tendrá el PSC?

P. ¿Cuál es la postura del PSC con que Junqueras pueda salir a hacer campaña electoral?

R. En nuestro sistema, quien está privado de libertad no está privado de ningún otro derecho. Y por tanto, cumpliendo con la ley, nos parece que no hay nada que discutir con que haga campaña electoral.

P. ¿Y en que la haga junto a Arnaldo Otegi?

P. ¿Este acto añade una línea roja a los pactos con ERC?

R. No nos ha sorprendido tanto porque también conocemos la trayectoria de Esquerra Republicana en este tema y tampoco es la primera vez que en el Parlament lo reciben con honores los partidos independentistas. No ha añadido ninguna porque la incompatibilidad de nuestros proyectos no es accidental, es estructural. Si el objetivo de ERC es la secesión, es radicalmente incompatible con nuestra visión de cómo se debe construir una sociedad catalana que forme una misma comunidad política con el resto de pueblo de España y de Europa, porque a menudo olvidamos que en caso de que esta se produjera, el territorio catalán se convertiría en un tercero con respecto a la UE, cosa que la Comisión Europea ya ha aclarado.

P. Si el señor Illa es elegido presidente, ¿Cuál será su posición con respecto a los pesos del Proceso?

R. La misma que tenemos actualmente. Nosotros no hacemos de las decisiones y sentencias judiciales un objeto de discusión política. Evidentemente, en el debate público, las sentencias se deben respetar y acatar, pero se pueden discutir, los juristas lo hacen continuamente. Pero nosotros no somos partidarios de ello. Lo que creemos es que en la situación en la que estamos en la que se han pedido indultos, lo que tiene el Gobierno de España es cumplir con su obligación de tramitarlos y reunidos los informes preceptivos, decidir lo que corresponda. Hay que recordar que los informes no están todos reunidos y en el momento en el que sea oportuno deberán resolver.

P. ¿El PSC se muestra favorable a la opción de los indultos?

R. Nosotros de lo que somos favorables es que la situación en la que se encuentran estas personas que lideraron un intento de derogar la Constitución y el Estatuto e imponer una nueva realidad jurídica por un acto de hecho no debe impedir la desescalada del conflicto y el establecimiento de un diálogo político entre fuerzas que han estado a orillas distintas. Entendemos que su situación dificulta ese diálogo porque hay una carga emocional muy importante que hay que tener en cuenta. Estamos decididos a superar esta etapa de confrontación.

P. Entiendo que quieren superar esta etapa de confrontación, ¿Pero eso incluiría unos indultos?

R. Eso es una prerrogativa exclusiva del Gobierno y son quienes deben decidir.

P. Claro, pero uno puede estar a favor o en contra de ciertos hechos

R.  Lo que le digo, y es la posición política del partido, es que no tenemos nada que comentar, porque lo que decida el Gobierno en base a lo que digan los informes que haya leído y en base al criterio de oportunidad que es el que, en el fondo confieren las prerrogativas de nuestro marco regulador del indulto. No tenemos una posición política establecida al respeto.

P. ¿No es un poco arriesgado presentarse a esta campaña electoral sin una postura clara acerca de un hecho tan importante?

R. No vemos el por qué. En cuanto a las soluciones políticas que podamos encontrar en cuanto al caso catalán y en cuanto al programa, a las prioridades políticas en materia de políticas fiscales, sociales, económicas, de servicios públicos y demás, no vemos que pueda haber una interferencia con respecto a la claridad de nuestras posiciones. No lo veo como un riesgo. Es más, creo que es lo más respetuoso con lo que dicen nuestras leyes con las prerrogativas del Gobierno.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s