Análisis de los estados bisagra III: La Costa Atlántica

Publicado por

PABLO FERNÁNDEZ CERMEÑO | JUDIT FERNÁNDEZ SAFIR

Estados Unidos está a un día de las elecciones. De acuerdo con Michael McDonald, profesor de la Universidad de Florida y creador de US Election Project, más de 94 millones de personas ya han votado, lo que representa dos tercios del voto registrado en 2016. Los expertos vaticinan que participarán alrededor de 150 millones de estadounidenses.

El tiempo se le agota a Donald Trump y los datos no están de su lado. Las encuestas le dan un 10% de posibilidades de ganar frente a Joe Biden. El Rust Belt y y los estados del Suroeste necesitan teñirse completamente de rojo para que Trump revalide su mandato. Florida, Georgia y Carolina del Norte son los estados bisagra que, debido a su situación geográfica y huso horario, comenzarán antes el recuento de votos. Si desde el primer momento Biden adelanta a Trump, las elecciones estarán prácticamente sentenciadas; si no, habrá que esperar a lo largo del miércoles. El resultado oficial de las elecciones será para el lunes 9. Los expertos esperan que el Partido Demócrata mejore sus cifras a lo largo de la semana según se cuente el voto por correo, que las encuestas señalan que les será más favorable que a los republicanos. El sistema electoral estadounidense cuenta con su propias particularidades.

Estados bisagra de la costa atlántica de sur a norte: Florida, Georgia y Carolina del Norte.

Florida (FL)

Florida es el estado bisagra por excelencia. Sus 29 votos electorales varían en función de los candidatos a la presidencia. En lo que va de siglo XXI, el estado sureño ha votado dos veces al candidato demócrata -las dos a Barack Obama- y tres veces al republicano. En el año 2000, en la carrera presidencial entre el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush, el Tribunal Supremo tuvo que intervenir para realizar un recuento en Florida y determinar el ganador de las elecciones presidenciales. Este año vuelve a jugar un papel fundamental en el futuro de EE. UU.. Los expertos prevén que los resultado a pie de urna favorezcan a Donald Trump, pero con el paso de las horas y el recuento de los votos emitidos por correo esperan que los demócratas recorten distancias. A un día de las elecciones las encuestas dan a Biden una ventaja de dos puntos.

El estado de Florida tiene una población estimada de 21 millones de habitantes. Sus núcleos urbanos, con ciudades como Miami, Palm Beach, Orlando o Tampa, son los grandes caladeros demócratas, mientras que las zonas rurales del norte y del centro del estado concentran el voto republicano. La ciudad más poblada de Florida, Jacksonville, de casi un millón de habitantes, es una de las pocas urbes estadounidenses que mantiene su voto al Partido Republicano. Las claves para el resultado electoral de Florida son el voto latino, que conforma un 26% del electorado, y los barrios residenciales de los llamados suburbs. Estos barrios están habitados por la clase profesional con estudios universitarios, que es mayoritariamente blanca. Desde hace unos años han comenzado a votar al Partido Demócrata, pero es un electorado que ambos partidos disputan.

Mapa electoral de los resultados de Florida en 2016. Fuente: New York Times.

El voto latino tiene un papel clave en las elecciones a nivel nacional y el caso de Florida no es distinto. Según las encuestas, la comunidad latina vota en casi un 70% de los casos al Partido Demócrata. El problema de estas encuestas es que meten a toda la población latina en un mismo saco. La inmigración de los países de Centroamérica, México y Puerto Rico suele votar más demócrata, mientras que los inmigrantes que llegan de regímenes como el de Cuba o Venezuela tienen reticencia a votar a la izquierda. Los exiliados cubanos conforman una comunidad muy fuerte en Florida, por ello es uno de los estados en los que los latinos más apoyan al Partido Republicano.

Para ganar el apoyo de los latinos, Joe Biden ha prometido volver a legalizar a los dreamers. Los dreamers (soñadores) son los jóvenes beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). El programa que fue aprobado en 2012 por Barack Obama garantizaba a los jóvenes llegados de forma ilegal a EE. UU. de niños a no ser deportados. El programa era renovable cada dos años y no facilitaba la ciudadanía estadounidense, pero sí permitía obtener papeles laborales y seguro médico. Trump ordenó el fin del programa en junio de 2020.

Protestas en favor de los dreamers (2018).
Protestas en favor de los dreamers (2018)

Georgia (GA)

Georgia fue uno de los estados originales que conformaron las 13 colonias, por lo que ha participado en prácticamente todas las elecciones desde 1864. Al igual que en otros estados del sur, como Texas, la sociedad ha destacado por ser de mayoría conservativa. Así, han votado siempre al Partido Demócrata hasta los años 70, a raíz del descontento social por la Ley de Derechos Civiles del 64. Los republicanos desarrollaron la conocida como “estrategia sureña” y, desde las elecciones de 1992, el estado ha sido rojo.

La suma total invertida en propaganda en este estado ha ascendido a los 10 millones debido al temor republicano y la oportunidad para los azules. De los 16 distritos electorales que hay en Georgia, tan solo cuatro son demócratas: en el suroeste el distrito 2, y en el centro – juntos – los distritos 4, 13 y 5. En este último se encuentra la capital, Atlanta, la ciudad más poblada del estado con casi medio millón de habitantes. Junto a esta, existe otro caso especial: la ciudad de Rome (distrito 14). En ella, con apenas 36 millones de habitantes, se encuentra una zona completamente demócrata, a pesar de estar rodeada de republicanos. Así, Trump escogió esta ciudad para abrir su campaña en el estado y tratar de asegurar la mayoría republicana.

Discurso de Trump en Rome. Fuente: Cuenta oficial de YouTube de Trump.

Uno de los principales puntos fuertes, tanto en la campaña de Biden como en la de Trump, es el tema racial. Georgia presenta un mayor porcentaje de negros e hispanos que otros estados del sur. Así, el movimiento Black Lives Matter (BLM) y las revueltas que han tenido lugar a lo largo del 2020 han marcado las campañas electorales, de manera que Biden podría tener más posibilidades ya que Trump ha protagonizado en los últimos cuatro años diferentes polémicas raciales.

El total de población blanca no llega a ser el doble que de afroamericanos. Fuente: Censo Oficial de Georgia.

La pandemia ha marcado el voto popular, pues ha crecido la preocupación por el sistema de salud y la economía. En Georgia, más del 15% de la población carece de seguro médico, lo que ha despertado las alarmas en la población en vista de que el Covid-19 se ha cobrado la vida de más de 7.500 ciudadanos, según un estudio del New York Times. En lo que respecta a la economía, apenas el 62% de la población es activa (mayores de 16), tanto con o sin empleo.

La pérdida del estado de Georgia podría marcar la salida de Trump, así como la pérdida de hasta dos asientos en el senado. En estos momentos, Biden se sitúa por encima, con una diferencia de apenas un 1%, según los datos de 538.

Carolina del Norte (NC)

Carolina del Norte también perteneció a las 13 colonias y su historial electoral ha sido siempre conservador. Con 15 electores, ha sido uno de los estados clave en los resultados electorales: ningún candidato republicano ha logrado la presidencia sin Carolina del Norte desde las elecciones de 1956 con Eisenhower.

El porcentaje racial es similar al resto de estados sureños, pero, al igual que Georgia, la población afroamericana es también bastante notable –en concreto, un 22,2% frente al 62,6% de blancos, según datos del Censo Oficial–. En este territorio, el total de expansión de votos republicanos es prácticamente igual al del demócrata; los distritos demócratas y republicanos suman prácticamente el mismo número.

Evolución de los resultados electorales desde finales de junio. Fuente: FiveThirtyEight.

Recientemente se hizo público el escándalo sexual del candidato demócrata a senador de Carolina del Norte, Cal Cunningham. A pesar de presentarse como una oportunidad para el partido rojo de adelantar a los demócratas, los resultados se han mantenido e incluso crecido en favor de los azules. Hoy por hoy, Biden lidera con casi un 2% de diferencia frente a Trump.

Un comentario

  1. Felicidades por la información, para un tema tan complejo, está muy clara y muy completa, es un excelente trabajo de investigacion, porque además el sistema de votaciones de Estados Unidos es bastante complicado. Yo creo que ganará Trump confío en el resultado del modelo de Helmut Norpoth, hasta ahora el más acertado en las últimas elecciones. Vamos a ver qué pasa. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s