Análisis de los estados bisagra I: El Medio Oeste

Publicado por

JUDIT FERNÁNDEZ SAFIR

Pennsylvania, Ohio y Iowa son los tres estados bisagra del Medio Oeste estadounidense. Entre los tres suman 44 votos electorales y podrían terminar por decantar las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Ohio es el punto de conexión del Cinturón del Óxido, del que forma parte Pennsylvania, y del Cinturón del Maíz, del que forma parte Iowa, aunque los tres se encuentran dentro del Frost Belt. Los estados suelen ser agrupados en «cinturones» geográficos según las características que compartan. El Cinturón del Maíz agrupa la región del norte donde abundan estas plantaciones y el del Óxido hace referencia a la región del país que desde los 80 sufre un fuerte declive por el cierre de sus industrias. Antes de seguir leyendo aquí tiene un artículo en el que se explica el funcionamiento del sistema electoral estadounidense.

Estados bisagra del Medio Oeste de izquierda a derecha: Iowa, Ohio y Pensilvania

PENSILVANIA (PA)

Los 20 votos electorales del estado de Pensilvania volverán a ser clave en las presidenciales. En 2016 Donald Trump venció por una diferencia de 44 mil votos en un estado que cuenta con 12.801.989 habitantes. Lo que se traduce en menos de un 1% de diferencia. Pese a todo, las encuestas que recoge la web 538 dan como favorito a Joe Biden por una diferencia de 6 puntos, diferencia que no llega a ser definitiva y que mantiene la incertidumbre electoral.

Pensilvania es un estado que desde 1992 ha votado demócrata a excepción de las últimas elecciones. El estado cuenta con una de las urbes más importantes de EE. UU., Filadelfia. Es una de las ciudades con mayor porcentaje de población negra, la cual tiene un voto superior al 80% hacia el Partido Demócrata. Todo apunta a que Joe Biden arrasará en la ciudad donde se declaró la Independencia en 1776 y que vencerá con una ventaja menor en los barrios residenciales de las afueras. La ciudad de Pittsburgh, en el oeste de Pensilvania, es el otro bastión demócrata. Por el lado republicano, cuentan con el apoyo de las zonas rurales y manufactureras del sureste, norte y centro del estado. La ciudad de Scranton del distrito 8, en caso de que el resultado esté ajustado, probablemente será el decisivo. También habrá que prestar atención al 7º, 10º y al 11º, por donde atraviesa la ruta de la 222.

Mapa de los distritos electorales de Pensilvania

La capital del estado, Harrisburg, junto con las pequeñas urbes de la carretera 222; Lancaster; York; Reading y Allentown son la esperanza demócrata en la zona de los distritos 7, 10 y 11, lo que decantaría la balanza de forma definitiva en favor de Biden. El corredor de la 222, también conocido como el corazón de la comunidad, es una zona en la que la población latina ha crecido hasta un 70%. Estas ciudades llegan a tener alrededor del 50% de población latina y, hay que recordar, que casi 7 de cada 10 latinos vota demócrata.

Los pozos petroleros son un factor clave en la campaña republicana. El estado de Pensilvania cuenta con más de 100.000 pozos petroleros según Fractracker. Pese a que la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, asegurase que no prohibirían el fracking –el plan de transición energética de los demócratas, que sigue los puntos del Acuerdo de París de 2016–, no calma al sector de los pozos de petroleros.

Anuncio de la campaña de Donald Trump

El Partido Republicano ha sufrido una campaña interna contra el presidente Donald Trump desde principios de año. La organización republicana Defending Democracy Together ha lanzado a nivel nacional la iniciativa llamada Republican Voters Agaisnt Trump. Pensilvania ha sido uno de los estados de mayor impacto de la campaña gracias a la inversión de 1 millón de dólares en anuncios. Ya en las primarias republicanas, el rival de Donald Trump, Bill Weld, obtuvo 68 mil votos. La pérdida de votos conservadores por su desencanto hacia Trump puede llegar a ser uno de los factores clave para la derrota republicana.

Finalmente, todo apunta a que el 8º distrito será definitorio en caso de que los votos estén ajustados. En gran medida, este fue el lugar donde Hillary Clinton perdió en 2016. El noroeste del estado es una región que gira alrededor de la ciudad natal de Joe Biden: Scranton. Es un municipio de la clase trabajadora blanca que, como todo el Cinturón del Óxido, se encuentra en decadencia. El voto blanco sin estudios universitarios, que apoyó en un 67% a Trump, fue clave para la victoria del Partido Republicano en las pasadas elecciones y volverá a ser esencial en el distrito 8 de Pensilvania, por eso Joe Biden ha centrado su campaña en Scranton, la ciudad de la electricidad.

Anuncio de la campaña de Joe Biden

OHIO (OH)

Ohio es uno de los principales territorios del Oeste en lo que respecta a las elecciones. Fue el estado fundador de la Ordenanza Noroeste: los primeros territorios organizados de Estados Unidos. Desde 1804, los resultados electorales en esta zona han sido de lo más variados; no presentan una inclinación ideológica concreta. “As Ohio goes, so goes the nation” (“Como va Ohio, va la nación”): en todas las elecciones, han votado al candidato que resulta ganador, a excepción de 1960, que seleccionaron a Nixon y ganó Kennedy.

Mapa de los territorios que forman los 18 distritos de Ohio. Fuente: Secretaría de Estado de Ohio (ohiosos.gov)

Uno de los principales motivos por los que se considera esencial en las elecciones a este estado es por ser el principal territorio que recoge inmigrantes desde hace más de dos siglos. No obstante, durante los últimos años, el porcentaje de población ha crecido de forma más paulatina. Esto se debe a la disminución del porcentaje de nacimientos y el aumento del de fallecidos, según explicó la demógrafa Sandra Johnson en el artículo “2019 U.S. Population Estimates Continue to Show the Nation’s Growth Is Slowing”. Tal ha sido la bajada que han perdido un tercio de sus votos electorales desde los años 60. Actualmente cuentan con 18 electores, pero se prevé la pérdida de un elector tras estas elecciones.

El 30% de los votos demócratas del estado provienen de tres principales distritos situados al norte y, curiosamente, los tres más pequeños: el 9, el 13 y el 11. De hecho, la segunda ciudad más poblada del estado, Cleveland (388.072 habitantes) pertenece a este último distrito. Mientras, el voto republicano se concentra en los territorios situados más al sur, como los distritos 2 o 15, entre otros. Es en estas zonas donde abundan las áreas rurales y la población blanca, a la par que en el oeste. Esto explica la distribución de los votos ya que es en las ciudades donde se encuentra la mayor diversidad racial, donde se acumulan más votos demócratas.

Los dos principales porcentajes se corresponden a la población blanca y la afroamericana. Fuente: Censo Oficial de Ohio

Para estas elecciones el resultado es impreciso. Hoy por hoy, Trump tiene una ventaja del 0,4% según la encuesta de la web 538. En las pasadas elecciones, los votos fueron para Trump con una diferencia de ocho puntos: la diferencia más marcada desde las elecciones de 1988 con George H. W. Bush (republicano) y Michael Dukakis (demócrata).

IOWA (IA)

Desde 1846 el estado de Iowa se ha caracterizado por ser principalmente republicano. En menos de diez ocasiones optaron por el Partido Demócrata, especialmente desde las elecciones de 1988 han votado al partido azul, excepto en 2004 y 2016. No obstante, desde hace tres décadas, Donald Trump ganó en este territorio a Clinton por casi un 10%, una diferencia de 15 puntos con respecto a las elecciones de 2008 en las que escogieron a Obama, quien salió vencedor con un 5.8% más.

Comparación de los resultados de los dos principales partidos políticos en Iowa. Fuente: Censo Oficial de Iowa

El porcentaje de población, al igual que en Ohio, ha decaído durante los últimos años. Actualmente este estado cuenta con seis electores, menos de la mitad de los que tenía a finales del siglo XIX, que alcanzaba los trece.

A pesar de ser un estado con pocos electores, su influencia es esencial ya que es el primer territorio en votar en las primarias. Esto influye en las decisiones de los partidos políticos: cuánto y dónde donar y hacia qué temas orientar las campañas.

La economía de Iowa se basa, principalmente, en la agricultura gracias a las grandes explanadas de cultivo que hay en el territorio. Por ello, además de tener una densidad de población considerablemente más reducida  –en comparación con otros estados–, a finales del siglo XX los votos eran mayoritariamente republicanos. No obstante, el desplazamiento de los ciudadanos a las grandes ciudades ha favorecido la expansión de ideas más progresistas de manera que, actualmente, la diferencia de votantes republicanos y demócratas es escasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s