Los rincones mejor guardados del Retiro

Publicado por

En un mundo lleno de mascarillas, hay que buscar rincones donde encontrarse solo y a gusto para descansar de todo lo que nos rodea. La cosa mejora si además se respira aire puro.

El parque del Retiro es el pulmón de Madrid. Con 125 hectáreas y más de 15000 árboles, el Retiro es el mejor plan antiCOVID que puede ofrecer la capital. En estas fechas, los parques infantiles y las zonas para deportistas están cerradas por el temporal de las últimas semanas y las medidas de la Comunidad de Madrid para evitar la expansión del virus. Cada espacio del parque tiene un encanto especial, pero hay muchas zonas que no son tan frecuentadas y son el tesoro de unos pocos. El Ángel Caído, el Estanque de los patos o los Jardines de Cecilio Rodríguez son los lugares más recomendados en internet. En esta publicación, aprenderemos siete rincones del Retiro donde no llegan los turistas ni las fotos de Instagram, hasta ahora.

Paseo de la Chopera

El paseo de la Chopera guarda un estanque que apenas se conoce. Repleto de patos, el estanque de la Chopera tiene una forma curvada que da una perspectiva perfecta desde cualquier punto que se mire. Se puede andar alrededor y sentir brisas distintas. En su orilla solo se respira la paz que el graznido de los patos permiten. El único inconveniente es que no se puede bajar al canto del estanque, pero se disfruta igual mirando la panorámica desde arriba.

Plaza Mármol

La Plaza Mármol está en una de las entradas principales, pero no es muy frecuentada. Se encuentra entre la calle Ibiza y Sáinz de Baranda. Es una plaza sin asfaltar con una fuente en medio. Es el término medio de sencillez y frescura que le proporcionan las flores rojas. En invierno es igual de bonita que en primavera. Es la plaza ideal para andar por piedras y sentirte en cualquier pueblo romano o en cualquier otra época. Las personas que la ven, pasan de largo para ir desde el Florida a la Biblioteca de Eugenio Trías. Muy pocas almas se paran para disfrutar del aire sentadas en uno de sus bancos de mármol gris donde el reloj se para y el mundo deja de existir.

Vivero de Estufas

El vivero de las Estufas del Retiro se encuentra entre el polideportivo de la Chopera y la calle Alfonso XII., escondido entre árboles. No es una zona transitable para peatones porque es un recinto de trabajo donde se albergan todas las instalaciones que sirven para la conservación del parque. Se trata de talleres de albañilería, fontanería, cerrajería y carpintería; además de una colección de 23 invernaderos (viveros): cuatro de diseño moderno y 19 de los más antiguos de España. Aunque no se pueda ver sin permiso, en la entrada tienen un rincón precioso donde el concepto de tranquilidad cobra un nuevo sentido. Los invernaderos están rodeados de farolas bajas de las que decoran cualquier calle. El recinto está amurallado por piedra e hiedra que dejan en la entrada un banco bajo viñas que dejan una sombra para disfrutarla.

Bosque del Recuerdo

El Bosque del Recuerdo es como pocas veces llaman al memorial a las víctimas del 11M. Se confunde normalmente el nombre con el Parterre, el jardín francés a la orilla del Casón del Buen Retiro. Está situado a la derecha del polideportivo de la Chopera, en paralelo a la calle Alfonso XII. Un bosque de cipreses que se disponen en círculo en forma de tornado que sube en cuestas hacia arriba. Está rodeado por un riachuelo que dejar una vista espectacular desde cualquier perspectiva que se vea, incluida la cima.

EL Paraíso

El paraíso es una zona que empieza donde acaban los Jardines de Cecilio Rodríguez y termina a ras de calle. Lo llaman el Paraíso por la cantidad de árboles y arbustos que tiene, todos de distintos tipos que le conceden un aroma y un ambiente de tonos verdes muy especial. Tiene senderos de piedra que te hacen sentir Dorothy Gale, pero sin hombre de hojalata.

La Cabaña

La cabaña está justo detrás del Palacio de Cristal. Alberga la Asociación de Amigos del Retiro. Es una cabaña de madera al estilo bungalow hawaiano que siempre está abierto para jóvenes y mucho menos jóvenes. Fuera tiene mesas pegadas al suelo con tableros o dameros en el medio. Un tablero de dimensiones enormes también está pegado al suelo de arena, donde se organizan juegos, torneos y actividades para entretener a los socios.

Un secreto a voces

El Palacio de Cristal se ha convertido en el rincón menos secreto de todo el parque del Retiro. Actualmente recoge una exposición del artista kosovo Petrit Hajilaj titulada “A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados”. Los cristales del palacio recogen unas flores gigantes de distintos tipos y colores que caen del techo que se han hecho virales en las redes sociales. Dentro, solo te sientes un bicho pequeñito ante la inmensidad de las flores. Es un espacio para olvidarse del mundo y disfrutar de la naturaleza, aunque se disfruta más leyendo el significado que el autor da a cada elemento de la exposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s