Residir en España: paso a paso

Publicado por

John realmente se llama Kamga, pero en Madrid no saben pronunciarlo. Tras seis países, ocho pateras y toda la tramitación correspondiente, está a punto de alcanzar su sueño. Camerunés de 36 años, el señor Ledoux no forma parte de ese 75% que cruza desde el Norte de África a manos de traficantes, como afirma un informe de Frontex. Kamga solicitó protección internacional al Estado español y siguió los todos los pasos habituales para conseguir su “tarjeta roja”.

“Realmente, la gente no habla. No hay nadie que entienda lo que pasa en África”

De Camerún a Guinea, siempre en busca de un lugar mejor donde trabajar y vivir decentemente.
Pasó por Níger, Nigeria y Argelia con el sueño de la gran vida europea de la que tanto había oído hablar. Todos sus ahorros iban destinados a trenes, pasaportes falsos y anónimos que ayudaban, para, por fin: Marruecos. No podía permitirse los grandes barcos que, como él mismo dice, la “gente con pasta” utiliza para cruzar el mar, así que buscó alternativas. Dos meses de trabajo marroquí le permitieron comprar siete pateras hinchables que fracasaron. La octava fue la que triunfó y arribó en las costas almerienses sin, por suerte, ninguna baja. Una vez en España, solicitó protección internacional y, a día de hoy, tiene su acreditación.

Asilo y protección internacional: paso a paso

Desde el Ministerio del Interior, se considera extranjero a aquel que carezca de la nacionalidad española sin prejuicio de lo establecido en leyes especiales. Pero, aquellos extranjeros que no llegan a España en transporte convencional, y atraviesam situaciones complicadas, han de solicitar el “Documento Acreditativo de la Condición del Solicitante, en Tramitación de Protección Internacional”, más conocida como “tarjeta roja”. Esto significa un primer paso para residir en nuestro país al que puede acceder todo aquel que no sea ciudadano de la UE, no posea antecedentes ni prohibición de entrada a España y no desee retornar a su país de origen.

“Tú tienes la suerte de haber nacido blanca, yo, siendo negro, solo aspiro a lavar platos”

Desde la Oficina de Extranjería, se ofrece al solicitante una tarjeta blanca para dar constancia de su petición. El ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) les ofrece acompañamiento en las entrevistas personales, documentación y presentación de un expediente que recibe la Oficina. En un plazo de 30 días, el Estado admite o no el trámite, es decir, decide si se inicia el procedimiento de concesión de asilo.

La petición de asilo es recibida por la Oficina de Asilo y Refugio, donde se concede un comprobante de solicitud de protección internacional sellado, el pasaporte y el permiso de estancia. La autorización solo cubre 60 días de permanencia en territorio español: el tiempo que tarda el Estado en tramitar el expediente. Los solicitantes pueden, en un máximo de 10 días, presentar otros documentos que puedan serles útiles para agilizar el procedimiento. Formulada la instrucción de los expedientes, el Ministerio de Interior procede a denegar o conceder el derecho de asilo.

Siete años echando de menos a su familia fueron motivación suficiente para trabajar y volver a Camerún a verlos. Aprobada su tramitación, y con carné de residencia en España, cuenta los días para alcanzar su sueño: ver a su mujer y a sus dos hijos en suelo español, aunque, como afirma, España no es lo que él creía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s